Entrevista a Agustín Luceño Mardones

Exposición de fotografía-poesía  “Puertas al microcosmos”
Vestíbulo del Hospital San Pedro de Alcántara, de Cáceres
Mayo, abierta de 8 a 22 h todos los dias
Visita guiada el 21 de mayo, a las 12 h.

¿Exposición de fotografías y poesías del mismo autor?

La exposición es una reflexión filosófica y plástica sobre los límites, dialogando imágenes y textos sobre los mismos temas. Exploro con estos dos lenguajes, el visual y el literario, lo cual incluye no solo los poemas, sino también los títulos de las obras fotográficas, que son versos sueltos como pinceladas que ofrecen una visión concreta o una sugerencia.

Puertas al microcosmos, ¿de qué trata?

En dos series fotográficas muestro ciertas facetas del mundo y del interior del ser humano, que quizá sean lo mismo…

Agustín Luceño MardonesLa primera sección (“¿Límites?”), formada por puertas y espejos, a la entrada del hospital, representa la llegada a un umbral, un límite real y simbólico. Además, en varios trípticos y composiciones se agrupan secuencias temporales, como el acercamiento a una puerta y la mirada progresiva a través de un orificio, a modo de travelling.

La contemplación de una frontera invita al espectador a plantearse un doble dilema: si es posible y si es adecuado ir más allá, una cuestión tanto física como moral. ¿Entraría en esa finca? ¿Abriría esa puerta? ¿Miraría por el ojo de la cerradura? En estos casos, opto por respetar la privacidad, penetrando con el objetivo sólo en interiores deshabitados o en espacios públicos.

Después de pasear por las rampas de acceso llegamos a la sección de “Microcosmos”. De lo más concreto a lo más abstracto, de la precisión del detalle a los juegos de luz desdibujando los contornos de mundos microscópicos. Busco células, planetas, universos interiores… Lo microcósmico como reflejo del macrocosmos… y viceversa.

En general, las imágenes exploran las fronteras entre civilización y Naturaleza (ager y saltus), y entre lo inorgánico y la Vida que todo lo desborda.

¿El vestíbulo del hospital es un espacio adecuado para exponer arte?

Cuando me plantearon la exposición, me pareció un espacio algo complicado técnicamente y sin el sosiego de las salas de exposición convencionales. Sin embargo, es un lugar frecuentado por miles de personas y muchas de ellas se paran a ver las obras, incluso a fotografiarlas con sus móviles. La mejor crítica que he recibido es lo que me dijo una señora mientras colgábamos la exposición, al pedirme permiso para fotografiar una foto que le alegraba y con la que pretendía animar a su hermano gravemente enfermo…

Agustín Luceño MardonesUna de las funciones del arte es mejorar el estado de ánimo del espectador (“arteterapia”), además de invitarle a reflexionar.

Escucho y la gente dice que está el vestíbulo más alegre, el hospital más acogedor. En un espacio donde llegamos con la esperanza de sanación o alivio, pero a veces con angustia… No eludo el dolor humano, sobre todo en los poemas.

Agradezco a la Gerencia del Área de Salud de Cáceres esta oportunidad de exponer durante abril y mayo, en el hospital en el que he trabajado durante años. Es un acierto el panel digital donde además van rotando las obras, con gran calidad de resolución. Y a la Estación de Autobuses de Cáceres el habernos cedido sus expositores verticales.

La humanización de los hospitales es parte de la ingente tarea de humanizar más la sociedad.

En el cartel de la exposición se anuncia una visita guiada el próximo domingo 21 de mayo, a las 12 del mediodía…

Sí, una de las facetas que más me satisface al exponer son las visitas guiadas, donde explicito las entretelas de cada obra y el sentido global de la exposición, reflexionando junto a los espectadores e invitándoles a ese recorrido personal, que comparto casi a corazón abierto… Al desvelar la historia subyacente, detalles y proceso creativo; a veces descubro aspectos nuevos para mí, además de los que nos aportan los demás con sus comentarios, ecos de su interior. Así, cada visita compartida es distinta y enriquecedora, quedando en la memoria para mejorar el fotolibro que estoy preparando sin prisas (para cuando termine mi tesis doctoral).

Además, los acompañantes manifiestan que han comprendido mucho mejor todo lo que ya habían visto y leído.

¿Cómo comienza su faceta artística?

Desde muy pequeño en mi casa recibí una educación con cierta sensibilidad artística, clásica. En gran parte les debo a mis padres ese legado; él era escritor, publicó tres libros y muchos artículos. Mi hija continúa la tradición.

En los años 80 gané un premio de relatos, en la revista Rita. También interpreté y dirigí teatro. Organizamos una exposición multimedia de arte en la calle, en la Plaza Mayor de Cáceres, en la que dibujé el cartel y presenté una escultura y un poema, etc.

Formándome e investigando he descubierto un arte más contemporáneo, lo expreso con la poesía y la fotografía, algo que me apasiona.

¿Cuáles han sido sus últimas exposiciones?

En otoño de 2015 expuse individualmente en la Sala Pintores 10 de la Diputación de Cáceres, consistía en un diálogo entre las fotografías y los textos. Fotografía y poesía en los que el tema común era: “Puertas, límites y sendas”, de la naturaleza como símbolo de la vida; obras figurativas, abstractas y con microscopios. Colaboraron en la presentación la soprano cacereña Rosario Cruz y el pianista Benjamín Campos Reviriego, maravillosamente.

El pasado verano expuse fotografía-poesía visual sobre el campo extremeño y su mundo, titulada “Miradas al llegar”, fotografías tomadas en Romangordo. La presentó Charo Cordero, presidenta de la Diputación de Cáceres.

De esas exposiciones, el escritor Alfonso de la Vega hizo una crítica muy reflexiva en su blog (alfonsodelavega.com/?p=17059)

¿Cuál es su próximo proyecto artístico?

Estoy trabajando principalmente en la serie Microcosmos, buscando texturas y paisajes, creando horizontes en los bordes iluminados.

Y otros proyectos de largo recorrido, como “El ala herida de un ángel” o “Luces y sombras fronterizas”; intentando plasmar lo metafísico, en diálogo con los textos y poemas que brotan de la mente y el corazón… y a ellos se dirigen.

¿Algún comentario final?

Entiendo el proceso creativo como una búsqueda estética y filosófica, a veces psicológica, con el cual pretendo tanto indagar como expresar, encontrar hallazgos dentro y fuera de uno mismo. La palabra Poesía procede del griego poiesis, que significa creación… en un Universo en expansión y creación continua, participamos consciente e inconscientemente; prefiero hacerlo con amor, que es lo que une.

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies