De Pueblo. Exposición de pintura de Vicente Macías en el vestíbulo del Hotel Ágora

Las paredes del vestíbulo del Hotel Ágora, esta vez, se visten con el color ocre de la historia, en donde converge el paso del tiempo y las pinceladas anchas de una vida dedicada a manchar lienzos, con la visión palpable de aquello que siente ese espíritu inquieto ante la búsqueda de la esencia de una figuración realista por las calles de un pueblo.

Vicente Macías nos regala, con su obra, la mirada naciente que se abre a una ventana al pasado, oteando el blanco y negro de una imagen entrañable. Visión de unos días, en un determinado medio rural, soñando entre los abrazos de la niñez y el ocaso de trazos que nos dona la vida.

Nos ofrece la esencia de la eterna juventud plasmada entre el óleo y la paleta, para perdurar, entre los días venideros, en una estela maestra del pintor comprometido. Vuelos, bailes, esencia de pueblo, notando cómo flotan en el aire los flecos de un vestido. El mágico color se apodera del espacio transportando la inherencia viva de las paredes quietas. Un balcón en el que se otea la mirada incierta y curiosa de una figura escondida o la clara visión de un artista que refleja en su rostro la comunión de sentidos imaginados entre la textura de una sombra y el brillo dorado de la madera añeja en la tarde. Mezclando entre colores, la visión real de lo que se observa, con el sentimiento profundo de su alma poética.

Trazos innegables de una persona que lleva tantos años ofreciendo arte por los poros de su piel. A través de sus pinceladas, seguras y claras, se distingue el saber hacer del hombre, del artista, del maestro… del pintor.

No puedes pasar de largo, sin entrar a contemplar cómo te arrastra hacia otros lugares tan cercanos como tú quieras, tan lejanos en el tiempo que puede que la realidad se evapore entre los sueños que dejaste a un lado del camino y termines por pasear, con la imaginación, por las calles ”

 

 

1 comentarios

  1. Gracias Cora Ibáñez! Muy bueno el artículo. Has captado perfectamente el sentido de la obra y nadie creo que lo hubiera expresado mejor. Un beso grande. Te lo mereces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies