Cargando…

Noche de viernes…

Una copa de vino blanco, un cuenco de frutos secos…

Es temprano. En el Psicopompo poca gente de momento. El autor prepara su bagaje: una mochila, un micrófono, amplificador, enchufes, silla, taburete… Se empieza a crear la expectación de lo que nos ofrecerá Juanjo Cortés, esta noche de otoño.

El local empieza a llenarse, poco a poco, de personas ávidas de disfrutar de la noche del viernes. El cártel que hemos visto colgado en la entrada, es muy claro: «Presentación del libro de Juanjo Cortés. (45) Letras de canciones. TUÉTANO».

No parece la presentación de un libro al uso.

Hace calor, pero el ambiente es de lo más acogedor. Estamos ya preparados para emocionarnos, para sentir, para ilusionarnos, para escuchar, para aprender…

El autor se prepara para cantar, amolda su cuerpo a la guitarra. Mira al vacío y se concentra…

Le acompaña, con otra guitarra, Epi Figueroa, sentado en una butaca baja, dispuesto a seguir el ritmo del protagonista.

Y comienza el espectáculo…

Acordes suaves a veces, acompañados de la voz un tanto ronca y ligeramente desafinada, pero armoniosa con la música que sube y baja en intensidad. En otros momentos, susurra y tararea, para enronquecer de pronto el aire y sobrecogernos a un ritmo más duro… No es cantautor -nos comenta- pero sus letras llevan implícitas el mensaje del amor, la pasión, la añoranza, la belleza, el desconsuelo…

Nos regala, de pronto, aquel tema que se titula «Arquímides no te amaba» y me traslada en una décima de segundo, a mi juventud. Mi cabeza comienza a recordar aquel estribillo que decía: «Sumergido amor… húmedo es mejor…» y vuelo al compás de la música evadiéndome de la gente, que disfruta con ojos soñadores… (¿Os acordáis del grupo «Crisol»?)

El final, sorpresivo… Livia sale de un lateral y comienza a danzar. El son de sus manos y sus piernas, en movimientos elegantes y acompasados, se cimbrean al compás de las notas. Me embruja… Cuando el ritmo de la música cambia a la esperanza, los taconeos de la bailarina nos hechizan. Traduce en magia, lo que todos sentimos. En este espacio pequeño y lleno, la emoción me sube por un instante, del corazón a la garganta.

No puedo, por menos, que aplaudir.

No está mal para la noche de un viernes, aunque tengo que decir que del libro, apenas he visto la portada.

Definitivamente, no es una presentación al uso…

 

¿Quieres recibir semanalmente los eventos de Cáceres?

Te los enviamos a tu correo ¡para que no se te pasen!

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Telegram

Telegram

Recibe los eventos en tu móvil